OPINIÓ: ‘Haciendo historia en tu honor’, per Amigues i amics d’Ángeles Chiván

All-focus

Voy a gritar hasta que me oigas, compañera. Voy a gritar todo lo que en aquel momento, tan alejado del #Metoo masivo, de los protocolos institucionales para el duelo en los feminicidios, de los libros de estilo con perspectiva de género, de los punts lila en las fiestas mayores, de los millones de mujeres reconociéndonos en las calles, todo lo que en aquel momento no pudimos gritar. Y no porque no supiéramos que había que hacerlo. Lo sabíamos. Y lo intentamos. Pero nos quedamos descolocadas. Rotas. Afónicas todas. Y todos.

Tu asesinato fue un punto de quiebra en una trayectoria que estábamos un grupo amplio de jóvenes trazando juntas y juntos. Las discusiones políticas, los conciertos, los juegos, los amores… La vida de un grupo de veinteañeras y veinteañeros que se creían experimentados. La alegría de un grupo de veinteañeras y veinteañeros muy tiernitos recién llegados al placer de la construcción colectiva allá arriba en Vallcarca. Muy duro fue, muy duro es darse cuenta hoy de que han pasado 20 años, y cuales hubieran sido tus pasos en esta Barcelona en la que te sentías tan cómoda. Y cual hubiera sido nuestro futuro como grupo si no te hubieran matado. Intenté hacerlo en aquel momento, pero ni siquiera ahora que soy madre de un par de personas que se acercan velozmente a la veintena, con inquietudes como las nuestras, ni siquiera ahora me es posible llegar a imaginar el dolor de tu madre, de tu familia en pleno, tan lejos, con tanto océano de por medio.

Veinte años más tarde apareciste nuevamente en la portada de un diario. Y entramos en shock. Veinte años, ya. Veinte años, y cuán injusto es. Veinte años y cuanta rabia todavía. Veinte años y cuanto hemos aprendido. Veinte años y allá estás. Y todo un barrio, tu barrio barcelonés aquí, con vós. No, dos barrios: también tu barrio de activista. Tres, cuatro barrios: también nuestros barrios de adopción actuales. Todos los barrios te acompañan y quieren devolverte, Ache, a la vida, al aprendizaje colectivo, al disfrute. Todos los barrios claman para devolverte esos 20 años que te robó un malnacido; esos 20 años junto a vós, compañera, que nos robó un maldito hijo del patriarcado.

Pero hay un futuro, y lo pelearemos, como vós lo peleaste aquella infame noche de viento y frío en Barcelona. Y nos seguiremos poniendo los pañuelos verdes que vós no llegaste a conocer. Y nos seguiremos poniendo los lentes violetas con orgullo. Y nos pondremos la ira por bandera para decirle a todos los machos del mundo que se acabó su hora; que cambien o se escondan, porque los encontraremos y no habrá tregua que los salve. Porque las jóvenes de hoy están haciendo historia, Ache. Y siguiendo la estela de las miles de mujeres que pelearon contra los asesinos en la historia. Y siguiendo el rumbo de las veinteañeras de hoy, estamos haciendo historia todas. Historia, con Ache en mayúsculas, en tu honor, querida.•

[Escrit llegit en l’acte d’homenatge a plaça Virreina, 15-11-2019]

, , , ,

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *